La Chikungunyada Criolla

Los venezolanos siempre hemos sido caracterizados por lo alegres, y  sobre todo lo echadores de vaina encontrándole chiste a cada suceso que acontece el día a día. Nuestro humor es incalculable, que hasta con la salud nos metemos. Esto se evidencia con la nueva pandemia nacional del chikungunya.

Primero empecemos por el dichoso nombre que la gran mayoría no lo sabe pronunciar, unos dicen “chuchuwasa”, “chukunguña”, “chugurunya” entre muchos otros. Luego tenemos el insecto en sí, que algunos (afectos al gobierno) aseguran que fueron entrenados por la CIA y enviados por el Imperio o por la injerencia de Uribe porque a ese como lo meten en peos ajenos.

Este padecimiento se ha convertido en moda, y usarlo para excusarse y faltar a la escuela, universidad o trabajo, es lo típico. Además que la gente lo da por sobrentendido, cuando se escucha que “Fulano no pudo asistir”, alguien menciona “ese tiene chikunguya”. Hasta se usa como expresión de amenaza haciendo mención de “Ojala te de el Chikunguya ese”.

Ahora así hablemos de la maravillosa enfermedad, que según algunos conocidos, esa vaina es peor que golpear el dedo meñique del pie en la esquina de una puerta. A parte de la fiebre alta y las horrorosas erupciones, nauseas, y algunos casos diarrea, los dolores e inflamaciones articulares son otro cantar, te inmovilizan a tal punto que dependes de alguien para caminar o levantarte.

 Y lo más arrecho del asunto es que después de tener el virus, se puede repetir los meses o años siguientes agravándose los síntomas. Claro debemos tomar en consideración, que encontrar los medicamentos para tratarla es tarea fácil en este país, porque siempre los consigues y además están baratos.

Hacer turismo en farmacias preguntando por “Atamel” o “Acetaminofén” es tan casual que se ve hasta en la sopa y lo peor es que hasta los buhoneros pretenden vender esos productos adulterados y sin permiso sanitarios. Osea que si no te mata el chikunguya te mata la medicina balurda que venden estos seres. Entonces al que sufre en cama le queda hacer remedios caseros, rezar a todos sus santos, y como última opción buscar un brujo pa` echase ramasos.

En fin el chikunguya nos ha traído tanto alegrías como pesares, pero ha sido el tema del momento y  las personas que no les ha dado se consideran leyenda o seres de otro mundo. Solo nos queda esperar que esta situación mejore y erradicarla de una vez por todas en nuestro territorio.

¡Mientras tanto al zancudo, ni agua!

Advertisements

Todo sería distinto si

En estos días tan turbulentos, llenos de caos e incertidumbre que vive cada venezolano, cuando transitan las calles de la capital, creando una paranoia a cada paso recorrido, intentado fijar la vista en diferentes ángulos para percibir el peligro inminente ante un asalto, esquivando la inmundicia de los suelos, entrar con desosiego e inquietud a un supermercado o abasto esperanzado de conseguir alimentos básicos, el desgano desenfrenado cuando se trabaja duro y no existen méritos salariales que lo sustenten, que la acción de ahorro sea más un sueño que una realidad, debido a que cada día los precios aumentan, el desespero al no encontrar las atenciones medicas necesarias ni los medicamentos ante una enfermedad crónica, el llanto y acongojo de madres que identifican el cuerpo de sus hijos en la morgue, producto de la violencia desatada y la inseguridad inclemente. Es entonces, cuando los cuestionamientos afloran y hacen pensar.

Todo sería distinto si, las instituciones públicas municipales, que están a cargo del servicio de aseo urbano, cumplieran con el horario establecido, y así las distintas ciudades y barrios se mantengan limpias y en sumo cuidado, al igual que cada trabajador en el área sea beneficiado con su pago mensual.

 

Todo sería distinto si, el Estado fuera consciente de la verdadera realidad del venezolano, y afrontara con hechos palpables y no “cadenas televisivas” el  principal problema de  la “guerra económica” sobre el desabastecimiento de alimentos, para generar insumos de producción e industrialización nacional en los sectores empresariales.

 

Todo sería distinto si, las diferentes empresas públicas y privadas garantizaran la renovación de los contratos colectivos, correspondientes a las peticiones del aumento de salarios, bonos vacacionales, de alimentación, de jubilación, entre otros, que satisfagan las necesidades de los empleados.

 

Todo sería distinto si, el sistema de precios estuviera sujeto al libre comercio, a través de la oferta y demanda se logre un equilibrio entre lo que un sector está preparado para abastecer a un precio dado y lo que la otra parte desea comprar, de esta forma, se evitara el aumento desenfrenado y el venezolano lograra mantener su capital en fuentes de ahorro e inversión.

 

Todo sería distinto si,  el Ministerio de Salud Pública, fomentara recursos e insumos en la reparación de infraestructura, sistemas eléctricos, implementación de equipos no médicos y mantenimiento de aparatos electromecánicos, dotación de medicamentos a hospitales, clínicas y centros farmacéuticos, para la seguridad y bienestar de la salud a los venezolanos.

 

Todo sería distinto si, la violencia e inseguridad dejara de ser un tema común, y se convirtiera en solo casos aislados no recurrentes, que la certeza a la vida sea una tarea primordial y que los cuerpos policiales sean aptos para salvaguardar a los ciudadanos, e imponer las leyes que correspondan a cada hecho delictivo.

 

Todo sería distinto si, las instituciones escolares y comunidades vecinales a nivel nacional, ejerzan talleres de capacitación a madres, padres, representantes, para motivar y educar a los hijos correctamente y encaminarlos a un futuro prospero y lleno de oportunidades, de esta forma se podrá evitar futuros jóvenes que se encaminen en drogas, hechos de violencia y actos delictivos.

 

Todo sería distinto si, los fondos públicos estuvieran destinados a los servicios y necesidades del país, y no a los actos de corrupción vinculados a figuras públicas de poder, manejando capital a su beneficio individual y personal, dejando de lado los compromisos al cargo que se encuentre el funcionario.

 

Es así, como todo sería distinto si, los venezolanos dejaran a un lado las corrientes políticas a las que pertenecen, y dieran un vistazo a la realidad que se vive día a día, los problemas que afectan de manera directa al conocido,  al amigo, al vecino y al familiar. Es hora de mirarnos las caras y reconocer que todos somos venezolanos y deseamos una distinta nación llamada Venezuela.

Tildan de rojo textos escolares

Recientemente el tema de la educación se ha convertido en una de las informaciones más relevantes en los medios de comunicación del país, producto de las diferentes medidas que el Ministerio de Educación emitió a la comunidad, una de ellas, es la Resolución 058, sin dar a conocer detalles de la misma, y otra fue la circulación de los libros de texto “Colección Bicentenaria”, que ha generado escepticismo y rechazo de los sectores educativos y población en general, debido a que sus contenidos promueven el uso de la politización, violando los derechos constitucionales enmarcados en el  artículo 102 de la “Constitución Bolivariana de la República de Venezuela”, que presenta a la educación como “un derecho y deber social fundamental y obligatoria (…) y está fundamentada en el respeto a todas las corrientes de pensamiento”.

Como se ha señalado en líneas anteriores, la aplicación de los libros de texto para politizar su contenido, es una acción inconstitucional y son motivo de análisis e interpretación de la mano de los expertos. Según la RAE “Real Academia Española”, el término politizar lo define como: “Dar orientación o contenido político a acciones, pensamientos, que corrientemente no lo tienen”. De esta forma politizar se considera, como la acción de implantar la ideología política y si está se aplica al sector educativo, a través de los libros de texto, produciría el adoctrinamiento pro gobierno.

De lo expuesto anteriormente, se considera evidenciar el uso de la politización a través del contenido plasmado en el material “Colección Bicentenaria”. En primer lugar, tenemos el texto de 2º año en el área de Ciencias Sociales, se hace referencia a una imagen sobre los bombillos ahorradores, colocando el logo tipo de la empresa de servicio eléctrico, CORPOELEC, promoviendo de manera indebida la propaganda comercial. Paralelamente a esto, se puede mencionar en el texto de 1º año en el área de Matemáticas, en la página 130, se manifiesta en su contenido teórico y la ilustración de imágenes, hacen mención del proyecto social político de la “Misión Vivienda”.

Con respecto a los textos señalados previamente, se puede constatar que existe la manipulación de la información académica ilustrada para la politización. Otro aspecto a considerar, es el libro anexado sobre la “Constitución Ilustrada”, en el texto se encuentran diferentes imágenes alusivas al difunto presidente, Hugo Chávez, situándolo con más relevancia que Simón Bolívar, hasta vanagloriar su presencia en la mayoría de las ilustraciones. También se agrega en una de sus imágenes en conjunto con el difunto la frase “Hoy tenemos patria”.

A modo de conclusión, se manifiesta que los libros que desea proporcionar el Ministerio de Educación, presentan contenidos netamente politizados fomentando a la propaganda política e implantar su ideología a los jóvenes estudiantes y ejercer propaganda comercial en servicios y productos del Estado a la ciudadanía.

Es de suma importancia que cada venezolano madres, padres, representantes y en general, estén informados sobre el tipo de contenido que se trata de incentivar en los textos escolares de educación Inicial, Media y Diversificada. De esta forma, aplicar en conjunto con la comunidad e instituciones educativas asesoramiento y discusiones efectivas sobre este material, para solicitar al Ministro de Educación, Héctor Rodríguez, los requerimientos que los venezolanos exigen y defienden para una educación participativa, plural y con el respeto de todas las corrientes de pensamiento constituida en el marco de la justicia y los Derechos Humanos.

Confrontación del Método con la Subjetividad

Esta publicación surgió de un debate entre varios compañeros de clase, y me intereso a tal punto el tema que decidí elaborar mi propio punto de vista sobre ello. Cuando el ser metódicos y objetivos sobre un tema expresado y dejas de lado la subjetividad (exceptuando temas técnicos) se convierte en un comentario vacío y sin valor.

El método se confronta con la subjetividad, cuando genera la necesidad de romper con algo que se encuentra ya establecido con lo tradicional o lo que es considerado conservador, al referirse a la palabra método se ve representado como un proceso esquematizado y jerarquizado por diferentes etapas o pasos, para alcanzar alguna meta u objetivo y plasmar de manera imparcial lo que se desea mostrar.

Sin embargo, aunque este proceso obligue a la persona ser lo más neutral posible y seguir los parámetros establecidos, es evidente que la expresión emocional, punto de vista, creatividad, imaginaciones e ideas serán elaboradas para dejar huella e imponer su estilo en cada creación generando de esta forma nuevas invenciones y tendencias de cualquier tipo en la sociedad.

A raíz de la ruptura de la racionalidad y la emocionalidad que envuelve la necesidad de crear cosas nuevas para la singularidad del autor se han originado con los años un crecimiento masivo en las invenciones culturales, artísticas, tecnológicas y sociales, creando una generación de nuevos talentos y personajes que aportarán de manera positiva y negativa el desarrollo multicultural de nuestro siglo.

Maquinación errónea del “Fascismo” o “Fascista”

Cabe destacar que los siguientes párrafos representan la simple opinión y punto de vista como cualquiera otra persona, sin ánimos de incitar conflictos y diferencias con tinte político, es el solo hecho de expresarme y dejarlo plasmado ante  la red internauta.

En los medios de Comunicación venezolana se evidencia el uso del término “fascista”, en pronunciamientos y declaraciones emitidas por parte de personajes políticos afectos al gobierno. Sin embargo, el uso de la palabra “fascista” para calificar a un sector (Oposición), representa una contradicción tanto de su significado como del sector (Oficialismo)  que lo utiliza.

Según la RAE “Real Academia Española” define al fascismo como “Movimiento político y social de carácter totalitario que se produjo en Italia…”. Cuando se refiere al carácter “Totalitario”, representa una forma de gobierno donde no existe libertad, o si existe está limitada y restringida por el mismo gobierno y el Estado ejerce todo el poder sin restricciones.

De esta forma este modelo de gobierno, es el que se ha querido implementar en nuestro país limitando la libre expresión de los medios de comunicación, tomando el control de la economía en el sector privado, y el uso de la propaganda política a nivel nacional por mencionar algunos.

La palabra “fascista” o fascismo como se describió anteriormente está siendo mal empleada en el gobierno debido a que el termino engloba y evidencia las acciones políticas aplicadas en el país, lo cual deja por sentado una enorme incoherencia y contradicción en la aplicación del mismo.