Reflexiones sobre el libro “El hombre en busca de sentido” por Viktor. E. Frankl

            La siguiente publicación la había hecho en otro blog y quería compartirla aquí también, espero sea de su agrado y están su derecho de opinar sobre mis reflexiones.

             El libro titulado El hombre en busca del sentido por el escritor Viktor Frankl, representa una etapa de su vida, el cual, fue enviado a un campo de concentración nazi en Auschwitz  develando así, de una forma u otras las diferentes anécdotas, hechos y vivencias del autor y los demás reclusos judíos que le acompañan  en sus experiencias. De esta forma el autor expone sus puntos de vista hacia el perfil psicológico de los cautivos. A través del texto analizado se consideran dos valores significativos ilustrados en su contenido, tales como: la voluntad, y el de elegir rasgos que se explicaran en los próximos contextos.

 

   Como se ha señalado anteriormente, el texto de El hombre en busca del sentido comprende hechos y realidades marcadas  en el personaje principal, es decir, en el psicólogo Viktor Frankl, manifestando sus reflexiones al respecto. Uno de los puntos claves que presenta es el valor  de la voluntad,  la iniciativa de seguir adelante sobre todas  las cosas, este valor tan primordial es a su vez tan frágil para cualquier convicto en su situación de extremidad, como por ejemplo, en el texto se muestra el caso de los cigarrillos en el que cito lo siguiente: “…De modo que cuando veíamos a un camarada fumar sus propios cigarrillos en vez de cambiarlos por alimentos, ya sabíamos que había renunciado a confiar en su fuerza para seguir adelante, y que una vez perdida la voluntad…”(p,15). Lo citado en lineas anteriores demuestra que la voluntad en un preso de libertad, es tan substancial para sobrevivir como lo es el de cambiar  los cigarrillos por alimento, ya que representaba una oportunidad  de satisfacer las excasas necesidades que se permitían en el campo.

 

               Debido a que el valor de la voluntad representa el rasgo mas importante para un ser humano en condiciones extremas, el que entra en conjunto a otro valor que representa la acción del otro, es decir, el valor de elegir implica el detonante a la voluntad. El valor de elegir comprende el segundo aspecto primordial en el texto, ya que, la acción de elegir genera las  diferentes posibilidades hacia un futuro cercano y lejano, como se ilustra en el libro lo siguiente: “…… había ocasiones para elegir (…) decisión que determinada si uno se sometería o no a las fuerzas que amenazaban su yo mas intimo (…)” (p,75),  de esta manera lo que se plantea Frankl es que un prisionero tenia la potestad de elegir  si desea seguir la corriente a las fuerzas o ponerse en contra.

                A modo de conclusión, se puede expresar que el libro de Frankl manifiesta dos valores significativos, que engloban los comportamientos y hechos de la estadía y liberación del campo de concentración, el cual, el valor de voluntad y la capacidad de elegir suponen a los convictos el tipo de acciones que podrían agravar o mejorar su condición, en ese tipo de circunstancias y que sin importar la fuerza de voluntad o la toma de decisiones correctas e incorrectas. Todo ser humano está marcado por un futuro incierto, y se debe aceptar que estamos sujetos a un destino que sea para bien o para mal, solo queda enfrentarse a ello. 

 El libro se puede conseguir  en PDF en el siguiente link:

http://markeythink.files.wordpress.com/2011/04/el_hombre_en_busca_de_sentido_viktor_frankl.pdf

 

Advertisements

El eufemismo de la mente abierta

El  tema de este blog es muy interesante su punto de vista, acerca de la legalidad de las drogas y el matrimonio homosexual,  ¿las personas que  creen? O es que acaso, ¿estos cambios deben ser aceptados?, por el hecho de que vivimos en una sociedad moderna o ¿porque estamos en el siglo XXI?. Yo diría que debemos pensar a futuro el tipo de consecuencias que conllevara seguir con este tipo de conductas y acciones, que nos conducirán acabar con la sociedad respetable que conocemos, puede que sea exagerado, pero este desenlace se ve más temprano que tarde. Ante todo lean su publicación.

¡Educación! “Cortesía” ¿Cortejo? “Correcto” o “Bueno”

   

Vivimos en una sociedad donde la moralidad esta en picada, y los principios inculcados desde casa se pierden debido a la desmoralización que se ve día a día, donde de una u otra forma las personas tienen un concepto equivocado de lo “correcto” o “bueno”.

¿Pero que son realmente las cosas “correctas” o “buenas”?. Desde la infancia a los niños se les enseñaba por ejemplo; que robar es malo,  mas sin embargo existen muchos que en la actualidad comenten tal hecho y no solo este sino muchos otras con mas gravedad que el anterior, también se debe tomar en cuenta los múltiples factores que involucran al infante  puede haber sufrido un trauma emocional, haber permanecido en una familia disfuncional, entre otros.

Son muchas las inquietudes que tienen los niños, viven un mundo lleno de experimentos, curiosidades y dudas, son los padres o el tutor encargado del infante que debe mediar con todas esos comportamientos, pero los “padres” de ahora, no son los mismo que antes. Existen un aumento desenfrenado de jóvenes adolescentes que son padres y madres lo cual a muy corta edad no tienen la madurez para afrontar ese rol, eso se consideraría un factor clave al momento de educar a sus hijos, donde sus padres no han logrado culminar ciertas etapas de su vida.

Hoy día no solo existen infantes desmoralizados, sino que también personas con falta de educación, la acción más básica de la cortesía se ha perdido rotundamente tanto en niños como adultos, la simple palabra de 7 letras “gracias” y el “buenos días” son herramientas de educación y se deben usar  a diario, no obstante al dar un “gracias” o un “buenos días”  no recibes el mismo gesto en el receptor cercano. La mayoría de las persona afirma que; “para que dar un bueno días, si no te responden de la misma forma” es por ello que empleo de ahí el buen dicho que dice; “lo cortes, no quita lo valiente”, es decir, por el hecho que las personas te ignoren, sean agresivas y por más fuerza que pueda tener, debe ser siempre educado, te dará  una imagen agradable y serás respetado por los demás.

Por último y no menos importante existe una tendencia de conquista o cortejo bastante liberal, el hombre prefiere buscar mujeres “fáciles” que las “recatadas” por darle etiquetas, es decir, mientras una mujer quiera momentos pasionales sin ningún compromiso nada más que carnal, el hombre está dispuesto a seguir la corriente, los hombres son cada vez mas “mujeriegos” y las mujeres mucho mas “fáciles de llevar a la cama”, es tanto la desviación a lo tradicional, que hoy día es raro encontrar a mujeres “vírgenes” a temprana edad, es por ello el dicho conocido como “el hombre propone, la mujer dispone” ya ha sido descartado y transformado para llamarse “la mujer propone, el hombre dispone”, Siendo un concepto bastante agravado para los jóvenes sin poder experimentar las acciones de antes como los juegos de coqueteo, citas románticas, presentarte formalmente a casa de los padres, etc.

La educación empieza desde el hogar, si los valores, deberes y derechos no son comunicados en todos los integrantes de una familia, uno de ellos tendrá comportamiento  o ideas equivocadas.  Las cosas “correctas” o “buenas” asumen un control en la sociedad, a través de la historia se impartieron normas, leyes, principios, y valores que permiten salvaguardar a los seres humanos. Es importante recalcar que no se debe generalizar cada aspecto de esta publicación, todavía existen personas que saben identificar las cosas “correctas” o “buenas”, y por ello que se deben mantener e inculcarlo a todas las personas desconocedoras que están encaminadas a una vida llena de libertinaje.